Mesa de trabajo con piezas

¿Cómo ganar bien con tu tiempo y dedicación artesana?

El gran problema de los artesanos: sus trabajos requieren mucho tiempo para elaborar. Los trabajos resultantes con frecuencia no se pueden vender por el precio que merecen. Y sin duda, los creadores necesitan cobrar para poder seguir adelante con sus labores.
A continuación puedes encontrar algunas ideas sobre cómo monetizar tus habilidades de formas más ágiles que permiten incluso crear múltiples tipos de ingresos.

Ideas con piezas ya acabadas:

  • Crear una colección completa que incluye desde pequeñas piezas hasta más complejas
    Para que este método funcione es necesario planificar bien el tema, los colores, los materiales y la posibilidad de repetir las piezas en caso de interés más alto.
    La clave es crear una variedad de objetos con tamaños más pequeños que requieren menos tiempo de trabajo por pieza. Estos serán “los bestsellers”. Son piezas que se compran con más frecuencia y que más se suelen combinar según la ropa o la ocasión: colgantes, broches, pequeñas pulseras, algunos anillos simples, etc.
    Paralelamente, hay que proyectar y crear algunas piezas medianas, con precios más altos. Estos también han de ser repetibles.

    Cada colección debe de tener una o dos piezas estrella. Estos son lo que pondrías en la parte más visible de tu escaparate. Si son piezas únicas, podrás ponerles un precio más alto y así cobrarles el tiempo y el esfuerzo que le has dedicado.
  • Crear un “mercado de joyas” y elaborar una gran cantidad de piezas con tamaño y precios más accesibles
    En este caso la calidad dará paso a la cantidad. Como lo más importante es la velocidad de trabajo, hay que apostar por colores atrevidos, buenos contrastes, piezas vibrantes y atractivas, con precio más bajo.
    En esta categoría entrará todo lo que se denomina bisutería de moda. Para realizarlo con beneficios, hay que trabajar bien rápido o vender en cantidades que te permitan emplear otras personas en su elaboración.
  • Crear un “funnel” para tus piezas
    La palabra “funnel” se usa con frecuencia en el marketing y se refiere a crear una ruta para tus clientes. Lo habitual es empezar con algo con valor muy bajo o hasta en ciertas circumstancias – gratuito, que lleva a una venta de precio más bajo, a la cual se puede añadir otra oferta, de precio más alto, etc… hasta llegar a ofrecer una pieza estrella.
    La estrategia se suele emplear con frecuencia en la venta de productos digitales, que permiten automatización. Para adaptarlo a nuestro caso, tenemos que poder fabricar una mayor cantidad de piezas bien nosotros mismos, o bien exteriorizar la producción de piezas o elementos de ellas.
  • Crear piezas alrededor de ocasiones cíclicas: cumpleaños, día de la Madre / Padre, aniversarios, etc.
    Este tipo de joyas siempre tiene su público y fabricar en cantidades para satisfacer las necesidades alrededor de una cierta época del año puede ser buen acierto en la hora de realizar ventas.
    Obviamente, si se trata de piezas repetidas, éstas deben de tener una dificultad de trabajo más baja y un precio que la clientela pagaría con más facilidad.

Muevate al mundo virtual:

Los últimos meses nos enseñaron que adaptarnos al mundo virtual será la única vía de sobrevivir para muchos. Para un artesano también podrá ser la base de unos ingresos buenos adicionales o en ciertos momentos – mejores que las ventas de piezas acabadas.


¿Qué opciones tendrá un nuevo entusiasta al mundo virtual?

  • Crear propios productos digitales y vender copias en descargas
    Es decir – fotografiar sus procesos de trabajo y crear documentos digitales sobre ciertos temas que quieren compartir con su público.
    Estos pueden ser desde Talleres de realización de… , hasta modelos / esquemas / técnicas propias de realización.
    Los clientes comprarían por vía electrónica y una vez realizado el pago, se les enviará el archivo que contiene la información deseada.
    Una gran ventaja de este tipo de ingresos es, que una vez realizado el archivo, éste se puede convertir en una fuente de ingresos pasivos. Con una buena cantidad de archivos realizados, es perfectamente posible llegar a generar suficientes ingresos como dedicarse plenamente a la creación de tutoriales y manuales digitales.

    ¡Ojo! Este tipo de ventas ya tiene otro público objetivo, diferente que el que compra las piezas acabadas. Esta clase de compradores buscaría comprar conocimientos para aplicarlos y crear sus propias piezas a partir de las instrucciones expuestas en el archivo que comprarán.

  • El trabajo del profesor
    Esta es otra forma de generar ingresos con tus conocimientos específicos. Antes de ponerte en realizarla, tienes que considerar varios factores:
    1. ¿Te gusta enseñar?
    2. ¿Hasta qué punto estás dispuesto de revelar tus secretos como artesano? Como hoy en día se puede encontrar casi cualquier información en internet de forma gratuita, ¿qué ofrecerás para que te compren a ti estos conocimientos? ¿Por qué vendrán – por tus conocimientos, por ser tus seguidores o por alguna otra razón?
    3. Tienes que crear tu programa y seguirla una vez empezado tu curso. No te puedes permitir improvisar en el acto pues tus estudiantes habrán venido para aprender una habilidad o técnica en concreto. Tienes que tener a mano ya preparado todo el material posible para ofrecerles en el momento adecuado.

0
Comparte: