Calculamos el precio de nuestras piezas hechas a mano

Uno de los problemas más comunes entre los artesanos tiene que ver con lo que pedimos por vender nuestros trabajos. ¿Cómo calculamos el precio que pedimos al cliente? ¿Es poco, es mucho o es justo?
Este post pretende dar una idea orientadora que, entre un par de ejemplos y algunas formulas empleadas en la industria en la industria, te puede ayudar a encontrar tu propia forma de poner tus precios.

Imagina lo siguiente; una mesa de trabajo. Una persona acaba su creación artesana y muy orgullosa por la calidad que ha alcanzado, saca una foto con su móvil y la cuelga en las redes sociales, pues es allí dónde se promociona. En cuestión de algunos momentos alguien le manda un mensaje diciendo la bonita que es la pieza y que quiere comprarla. Y pregunta sobre su precio.
Este es el momento cuanto la mayoría de nosotros no sabe qué responder. ¿Te suena? Yo necesité varios años de entender que mi tiempo y mis habilidades valen tanto, que merecen ser pagados. Hoy me gustaría trasmitírtelo a ti: tu y tus tiempo valéis tanto, que merecéis ser pagados. Ahora, a ver el por qué y el cómo hacerlo llegar a tu cliente.

¿Cómo calculamos el precio?

Lo que pagas en la caja por el producto nunca es un número aleatorio, es resultado de cálculo de diferentes componentes.

La elaboración de la pieza

Para crear una pieza necesitas tener la idea y los materiales. Mientras la idea por sí no tiene precio, los materiales si. En el caso que compras por mayor y usas una solo parte de un paquete o de la pieza – tienes que calcular la parte proporcional del precio del material.

Sin embargo, el precio que has pagado en la caja no es el precio correcto de tu material. ¿Te desplazaste para adquirirlo? Esto tiene coste. ¿Lo compraste por Internet? Seguramente has pagado también gastos de entrega. Una parte proporcional de este “dinero extra” también tiene que entrar a formar parte del valor del material.

Luego. ¿Cómo lo fabricaste? Seguramente no al aire libre y sin ningún tipo de luz, calor, agua, etc. Este coste es un poco más difícil de calcular, pero es importante de añadirlo al coste de elaboración.

En el caso de alquiler o hipoteca: si es un sitio dedicado de tu trabajo y no tu casa, tienes que añadir el precio por hora de tu alquiler. Lo obtienes así:

Mi alquiler dividido del días del mes y este resultado dividido a 24, pues son tantas las horas en el día.

En nuestro ejemplo, si tenemos un alquiler de 600€ mensuales, el precio de cada hora será 0.83€ por hora en meses con 30 días, de 0.80€ por hora en meses de 31 días y sube a 0.89€ en febrero pues este tiene sólo 28 días.

En el caso que trabajas desde casa, debes de dividir este resultado por hora a 2 pues no trabajas los 24 horas al día.

Tienes también otros gastos. Estos son muy variables, a continuación encontrarás los más frecuentes:

  • ¿Mantienes una página web?
  • ¿Pagas por publicidad?
  • ¿Cuánto cuesta el embalaje de tu pieza? Salvo que la entregas a mano y la pones directamente al cuello de tu cliente, es un gasto que debe de entrar en el precio.
  • ¿Añades tarjetas de visita, dípticos u otro material publicitario en el paquete? Este también tiene un precio proporcional.

El listado te muestra algunos de los gastos más comunes. Tu seguramente tendrás algunos que no están escritos. Haz tu propio listado exhaustivo y calcula el coste adicional que tienes que añadir a cada pieza para recibir su precio final.

El precio del labor

El tema más dolorosa, ¿no? ¿Cuanto cuesta tu tiempo? Te aliviará saber que hay formulas, que te ayudan calcular.
La más obvia es pensar en el dinero que quieres ganar al mes trabajando a tiempo completo (dinero neto) y luego dividir en 22 o en la cantidad de días laborales este mes y el resultado obtenido volver a dividirlo a 8.

Imaginamos que quiero ganar 1500€ netos al mes, entonces mi cálculo será 1500 / 22 / 8= 8.52€ Este es el precio de una hora de trabajo, neto.

Los impuestos

Trabajar significa tributar. Esto también nos implica a nosotros. Siendo artesanos, seguramente estamos dados como autónomos y esto implica dos cosas mínimo:

  1. Pagar seguridad social, que actualmente ronda mínimo a los 287€ (9.57€ al día o 1.20€ por hora en jornada de 8 horas días)
  2. Pagar IRPF que varía bastante según el caso, pero para comodidad pongamos que es de 20% sobre los beneficios.
  3. El IVA: 21%

¿Cuánto cuesta tu pieza?

Veremos un ejemplo para poder darle cuerpo a toda esta explicación.

El producto de cual vamos a calcular el precio es esta bufanda adornada con una joya elaborada a partir de una piedra semipreciosa, abalorios y una perla natural.
Para poder hacer el cálculo tomamos de base que el tiempo de elaboración de la pieza central es de 8 horas completas.

Bufanda con joya de ágata encaje

PRECIO DE LOS MATERIALES:
bufanda – 5.50€
piedra central – 12.00€
perla – 3.50€
abalorios – 1€
strass – 1.50€
cuero en la parte posterior – 0.50€
TOTAL MATERIALES: 24€

OTROS GASTOS:
coste de adquirir los materiales: 1€
precio de alquiler (del cálculo en el párrafo anterior * 8h de trabajo): 6.64€
luz (8h de una factura de 100€ mensuales): 1.11€
página web (30€/mes, ):1€
publicidad en RR SS (60€/mes, 0.25€/h): 2€
TOTAL OTROS GASTOS: 11.75€

EL PRECIO DE MI LABOR:
La pieza se realizó en 8 horas, pido 8.52€ por hora (ver el ejemplo de cáclulo de trabajo arriba) : 68.16€
TOTAL PRECIO DE MI LABOR: 68.16€

MIS IMPUESTOS:
Parte proporcional de seguridad social: 1.20*8 = 9.60€

COSTE DE ELABORACIÓN DE MI PIEZA:
Suma de los totales hasta el momento: 24+11.75+68.16+9.60 = 113.51€

¡OJO!

Todavía no tenemos ni beneficios, ni impuestos. Ahora tenemos que añadirlos.
Aceptamos los 20% como un margen comercial habitual. Ahora calculamos el precio así: (el coste de elaboración + 20% de beneficio)+20% IRPF + 21%IVA

Puestos los números calculamos: 113.51+22.70 = 136.21 (precio con beneficio)+27.24 (IRPF sobre el precio con beneficio) + 34.33€(21% sobre los 163.24€, los que son el precio con beneficio + el IRPF)
Y así calculamos nuestro precio de venta al público de 197.77€

Siguiendo estos pasos, tras realizar la venta de este chal con su joya, tendrás un beneficio neto de 22.70€, más una paga de 68.16€ en concepto de tu trabajo.

¿Es realista el precio que acabas de calcular?

La respuesta no puede ser un simple “si” o “no”. Depende mucho de tu popularidad como diseñador/a, de la calidad de los materiales que has empleado, de tu clientela y, como no, del sitio dónde vendes tus diseños.

Si tienes en cuenta todo esto, podrás ajustar el precio de venta al público y así facilitar la compra de tu producto. En cualquier caso tienes que pensar que hay un mínimo que no puedes bajar más. Dentro de nuestra formula, como mucho puedes trabajar sin retribución y tampoco sin margen comercial, pero en todos los casos tienes que cubrir los impuestos y el precio de los materiales.

En nuestro caso, ((24.00+11.75+9.60)*20%)*21% =65.85€
Sin duda ninguna, para que tengas un negocio y no una afición, tendrás que mantener tu beneficio y ajustar bien el precio o bien el tipo de los modelos que haces. A fin y a cabo, ¿no es tu propósito de vivir de tus diseños?

0
Comparte: