10 claves para elegir un diseñador gráfico para tu negocio

Temprano o tarde llegas a un momento en tu negocio cuando te das cuenta que no puedes con todo. Tienes claro que necesitas alguien con conocimientos específicos y casi siempre el primer profesional que estarás necesitando es un diseñador gráfico.

Probablemente es cuando te das cuenta que no sabes mucho sobre su trabajo y casi seguro no estarás capaz de valorar su talento. Aún así tienes que hacer una elección. El mercado tiene una enorme oferta de personas que se dedican o buscan dedicarse a este oficio, lo más lógico sería optar por alguien capaz de entender tus necesidades y trabajar mano a mano contigo para solucionar los problemas que tienes pendientes.

Te ofrezco un plan de diez puntos que te ayudarán contratar a tu diseñador ideal.

CREAR UNA LISTA DE TAREAS CLARA Y CONCISA

Crear un documento escrito antes de poner este primer anuncio o proyecto te ayudará aclarar para ti mismo todo lo que necesita tu empresa y con qué parte de ello encargarás a tu nuevo diseñador gráfico.

Este documento puede variar desde un par de párrafos a un listado estructurado con varios puntos en cada tarea. No existe una regla general sobre cómo hacerlo, salvo que si está muy detallado conviene hacer un resumen que presentar a los candidatos en vuestro primer contacto.

NO BUSQUES «ESPECIALISTA DE TODO», ELIGE HABILIDADES CONCRETAS

Son muy pocas las personas que, aunque tuvieran conocimientos y habilidades en muchas áreas, pueden con la misma agilidad en todas. Encontrar el profesional con la experiencia más adecuada para tu proyecto te ahorrará dinero, tiempo y trabajo repetido.

Por ejemplo, «diseñador gráfico, web y de videojuegos», un todo tres-en-uno puede parecer milagrosamente lo que te gustaría tener. Ten presente, que cada una de estas especializaciones tiene sus peculiaridades y es muy poco probable que un diseñador especializado en pre-impresión sepa escribir códigos para web u optimizar tamaños y pesos las imágenes para móviles.

Si no tienes muy claro qué exactamente hace cada uno de estos especialistas, podrías ver los siguientes artículos:

¿Qué hace un diseñador gráfico?
¿Qué hace un diseñador web?
¿Qué hace un diseñador de videojuegos?

VE MÁS ALLÁ DEL PORTAFOLIO

Un portafolio es la selección más representativa de los trabajos de un diseñador gráfico. Te interesaría preguntarle por qué ha elegido exactamente los ejemplos que te enseña.
Pregúntale sobre cómo es su proceso creativo. ¿Cómo se inspira? ¿Qué es lo primero que hace al empezar un nuevo proyecto? ¿Es así cómo ha trabajado con las muestras en su portafolio?

PREGUNTA TUS CANDIDATOS SOBRE SUS OPINIONES

Tu has preparado tu entrevista, has visto tus preguntas y les estás poniendo. El o ella también están preparados. Conocen la forma de la mayoría de las entrevistas y tienen su forma de reaccionar a la mayoría de los puntos que les pondrás en la mesa.
Sorprende a tu diseñador gráfico y pregúntale algo que requiere su opinión de forma inesperada. Una forma de hacerlo es enseñarle un diseño y preguntar cómo lo cambiarían y por qué. Esta situación revelará no solamente sus conocimientos, pero también sus reacciones ante una situación inesperada en que tiene que tomar decisiones sin pensar anteriormente en ellas.

HAZ UN PEQUEÑO PROYECTO DE PRUEBA

No ha de ser grande, ni de ocupar mucho tiempo para ti o para el diseñador. Crea una tarea que te puede enseñar su capacidad gráfica.

Ten presente que tienes que asumir el pago por el tiempo y el trabajo del diseñador. Su trabajo y su tiempo tienen un coste, no debes de abusar y pedir cosas que usarás luego y buscar recibir gratuitamente con la excusa de «proyecto de prueba».

Por ejemplo, un buen pequeño proyecto de este tipo podría ser el diseño de tus tarjetas de visita.

REALIZA UNA ENTREVISTA ONLINE

En el caso que tu candidato no está físicamente cerca de tu localidad, será buena idea organizar una entrevista en vídeo. De esta forma recibirás mejor impresión personal.

Como por norma general, la mayoría de los proyectos se realizan por la vía de teleconferencia, la entrevista de dará una idea previa cómo podrás trabajar con esta persona en el futuro.

HABLA DE TU MARCA CON CLARIDAD Y ENTUSIASMO

Ya que estás más cerca de elegir tu candidato, tienes que presentar tu negocio. Háblale de tu marca, del mensaje que quieres transmitir, de tu público objetivo.

Enséñale a tu diseñador gráfico la pasión que sientes por tu trabajo, háblale de lo que te inspira y cómo crees que los demás deben de verlo. Ambos sois personas creativas, el o ella entenderá tu presentación emocional mucho mejor que un mero texto comercial que seguramente también tienes redactado.

OPTA POR UN CANDIDATO CON EXPERIENCIA EN TU ÁREA DE ACTIVIDAD

Preferirías que tenga experiencia profesional, pero incluso como sólo cliente te servirá.

Que tenga alguna visión de tu campo de trabajo.

Que conozca algunos «pros» y «contras» para saber cómo dejar su mejor propuesta en tu proyecto.

ACLARA QUÉ NECESITA DE TI PARA PODER HACER SU TRABAJO

Te pedirá información, un plan de trabajo, algunos materiales gráficos que ya tienes, materiales de texto, conceptos, intenciones.

Tienes que comprender que la persona que estás en el punto de contratar no quiere robar datos valiosos de tu empresa, solo busca hacer de mejor forma el trabajo con que se encarga. Va a necesitar tu cooperación. Es ahora cuando debéis resolver todos los detalles.

Para evitar posibles idas y vueltas en el proceso de trabajo, será bastante útil fijar cada etapa del proyecto, concretar las tareas de que consiste y formalizar una aceptación formalizada por firma u de otra forma que da por finalizada cada etapa acabada.

Esta forma ayuda también fijar y cumplir los plazos de trabajo, que se pondrán en el momento de firmar el contrato de encargo.

CONOCE A LA PERSONA CON QUIEN VAS A TRABAJAR

Salvo que se trata de una tarea corta y sin gran importancia, te interesaría saber un poco más de la persona con quién vas a trabajar.

No se tratará de hacer preguntas personales; en vez de esto, busca descubrir qué le motiva a nivel profesional, por qué le gustaría aceptar tu proyecto, qué disponibilidad tiene, si durante vuestro contrato tendrá más clientes.

Esta es la parte «humana» de vuestra comunicación inicial. Más cercanía que consigues crear en este momento, mejor relación laboral tendrás con tu diseñador posteriormente.

Estos consejos te ayudarán elegir un profesional tan esencial para cada negocio como el diseñador. Si ya has dado este paso en algún momento, me gustaría conocer más sobre tu experiencia.